A propósito de Soraya, Wessin y Pelegrin

En una República la fe debe mantenerse alejada del ejercicio de la función política. La religión es algo privado que usted lo lleva si quiere, puede o le da la gana. Yo tengo derecho a ser católico, evangélico musulmán o ateo y si soy funcionario no es mi religión lo que debe regir mi actuar. Debo ser honesto y hacer lo que debo hacer en beneficio de todos, no sólo de los que comparten mi fe.

Los cristianos se han tirado a la política para hacer lo que históricamente siempre se hace cuando un líder religioso asume el poder: Crear un estado policial donde desobedecer al líder es un pecado, beneficiar económicamente al grupo religioso del lider y excluir a otros grupos y encarcelar, torturar y matar en nombre de dios (quien habla por boca del líder y no se equivoca) a quien sea diferente.

Lo menos que necesita este país es a líderes cristianos en la política. Necesitamos ciudadanos decentes y prestos a ayudar a todos sin importar si son cristianos, ateos, gays, heteros, negros, blancos, hombres o mujeres.

O al menos eso espero yo.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Inundado con vista al mar

Es ridículo que toda la avenida del litoral de Santo Domingo (Ave. Caamaño, George Washington y 30 de mayo) se convierta en una pequeña Venecia al caer dos gotas de lluvia.

Justo ayer, 29 de abril, una lluvia copiosa inundó de tal manera la autopista 30 de mayo, especialmente la sección cercana a la Luperón, que me vi prácticamente varado en un mar de aguas turbias que cubrían mi vehículo hasta el manubrio.

La cantidad de vehículos varados imposibilitó cualquier maniobra para salir y retrasó en casi una hora mi llegada a casa, ubicada a menos de un kilómetro del lugar.

La ineptitud de los administradores del Distrito Nacional en el tema del manejo de las aguas pluviales es de antología. Y lo peor es que el problema es ridículo porque el mar está ahí ¿No pueden, si quiera, picar una zanja en la 30 de mayo?

A lo mejor, el problema no requiere una simple zanja, ya que, acostumbrados como nos tienen, quizás haga falta una licitación o concurso para que una empresa internacional con sede en Brasil proponga la construcción de la majestuosa obra llamada Megazanjas de Santo Domingo Sur, o Sistema de Eliminación de Aguas Pluviales del Litoral Sur del Distrito Nacional (cosa que ameritará una Dirección General con un incumbente de rango de Ministro de ser así).

A veces la solución a las cosas es tan sencilla, pero se complica en medio de una burocracia rapaz y el damelomiísmo que caracteriza la ejecución de cualquier obra pública en mi Quisqueya la bella.

Pero na…

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Mi olvidado blog

He dejado de escribir, no por cansancio ni porque no tenga nada que decir, sino por cuestión de tiempo. El trabajo, la familia, los problemas económicos… Si tan solo fuera cierto que me pagan por escribir (como mencionó alguno en mi post contra Karim) otro gallo cantaría.

Espero poder, más adelante, dedicarme a este blog.

A todos los que me han pedido más posts, les invito a que me busquen en Facebook y seamos amigos. Ahí siempre subo mis opiniones desde la comodidad de mi celular. Sólo tienen que identificarse como seguidores de este blog.

Abrazos!

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

UNA RESPUESTA AL REVERENDO FIDEL LORENZO MERÁN

En fecha 2 del mes de marzo del presente año, en la sección “Diálogo Libre” del periódico Diario Libre, el Presidente del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE), Reverendo Fidel Lorenzo Merán, expuso sobre varios temas que suscitan nuestro interés particular. [ver aquí, aquí y aquí]

El Reverendo habló de muchos temas, y es justo iniciar este escrito con aquellas cosas en las que estamos de acuerdo. Por ejemplo, compartimos su opinión sobre los pastores y sacerdotes que delinquen y su tratamiento por parte de la justicia. Creemos que habla por toda la sociedad dominicana cuando afirma que “esa es una de las debilidades del Concordato, porque establece un fuero jurídico para los funcionarios de la iglesia católica que cometen algún delito. Aunque sean encontrados infraganti, no pueden ser juzgados y condenados en el país, tienen que ir al Vaticano”.

Estamos completamente de acuerdo en que deben ser procesados sin miramientos especiales. Del mismo modo cuando habla de la corrupción y de “la pérdida del asombro en el aumento de modelos políticos viciados con niveles de corrupción muy altos”. Asimismo, apoyamos sus consideraciones sobre que no se ha avanzado en la seguridad ciudadana ni en la lucha contra la corrupción en la manera que la población lo desea.

Sin embargo, debemos hacer tres críticas importantes, que desglosamos a continuación:

  1. Igualdad religiosa, una cuestión de dinero.

Debemos reconocer que coincidimos en un 100% con la afirmación expresada por el Reverendo de que no existe igualdad religiosa en el país. Hacemos nuestra la opinión del pastor de que subsidiar a los católicos perjudica la práctica de otros grupos.

Sin embargo, debemos matizar esa coincidencia de opiniones, pues cuando se trata de los subsidios por parte del Estado, entendemos que ningún grupo religioso merece tal cosa.

Cuando usted reclama que el Estado debe “dar a los evangélicos el lugar que les corresponde, ya que representan entre el 22% y el 30% de la población dominicana”, se nota a leguas que su interés no es que el pueblo dominicano elimine el lastre económico que implica subsidiar y exonerar de impuestos a la Iglesia Católica en todas sus estructuras, sino que, muy por el contrario, su deseo es participar de ese pastel de dádivas que cada año se lleva una parte del presupuesto nacional.

Usted mismo admite en medio de su crítica, que el estado construye con el dinero público grandes templos y catedrales para los católicos, pero que “no hace lo mismo con las otras denominaciones”. Dice además que las iglesias deben recibir fondos del Estado, “porque realizan un rol que debe ser responsabilidad del Estado”.

Agrega además, que “como ciudadanos tenemos derecho”. Y que “La libertad religiosa debería implicar que a mí también se me den las condiciones óptimas para yo reunirme y practicar mis creencias que no ofenden a la sociedad”.

No Reverendo. Como ciudadano nadie tiene derecho a recibir un sólo centavo de las arcas públicas para promover una ideología religiosa particular, por más cristiana que sea. Del mismo modo en que no debe recibirlo un budista, un musulmán, un ateo o un satanista.

Y es que la función del Estado moderno no es promover o financiar una o múltiples ideas religiosas, sino que, en el marco de lo planteado por nuestra constitución, sí lo es la protección de los derechos de las personas y el respeto de su dignidad, así como su perfeccionamiento en un ambiente equitativo, igualitario y con justicia social. Lo que, en cuanto a lo religioso, no implica más que las garantías de libertad de culto expresadas en el art. 45 de nuestra carta magna.

Según la Enciclopedia cristiana del mundo de Barrett, Kurian y Johnson (Ed. Oxford Univ, 2da edición, 2001) el mundo cristiano consta de 6 bloques eclesiástico-culturales importantes, divididos en 300 tradiciones eclesiásticas importantes, integradas por sobre 33.000 denominaciones distintas en 238 países.[1] Si bien es cierto que en nuestro pequeño país no están todas estas denominaciones, imagínese usted que cada grupo o grupúsculo de los que acá pululan exija financiamiento y promoción estatal. Esto, claro está, sin contar los grupos no cristianos (judíos, budistas, hinduistas y musulmanes).

Las concesiones que se hacen a la Iglesia Católica son injustas, no porque no se les hagan a las demás iglesias, sino porque, al igual que la corrupción, estas concesiones drenan unos recursos que pueden y deben dedicarse a fortalecer sectores de provecho para toda la población: salud pública, educación, infraestructura etc.

Es una lástima que en vez de unirse al clamor popular de que se adecente el gasto público, usted y la institución que dirige propongan a este país una nueva carga, con la excusa de la promoción de su fe particular.

  1. Desmoronamiento moral, una excusa para imponer dogmas.

El tema de la decadencia moral es el argumento que por excelencia usan aquellos que desean implantar su moral, por sobre la de los demás.

Diversos tratados deontológicos definen lo que es moral. Quien escribe estas líneas se suscribe a la opinión de que la moral no es más que lo que por costumbre, y en una época dada, hacen las personas.

Lo que de aquí se desprende es que la moral es un asunto cambiante tanto en función de la persona, como de la geografía y del tiempo. Podemos hacernos un ejemplo con la vestimenta femenina: Las faldas que dejaban ver los tobillos eran una inmoralidad en la época victoriana, sin hablar del horror que implicaba el usar pantalones. Sin embargo, desde una perspectiva occidental, ¿a quién se le ocurriría tachar de inmoral las faldas ejecutivas que usan las damas de hoy?

Siguiendo con sus declaraciones, usted condiciona ese “desmoronamiento moral” a una alegada agenda global, a una colonización ideológica que “trata de importar modelos culturales, modelos históricos que no necesariamente coinciden con la identidad del pueblo dominicano”.

En este punto tengo que recordarle que en 1492 el cristianismo católico fue importado como modelo cultural a las Américas, haciéndose parte de la identidad del pueblo que devino en nosotros siglos después.

Más recientemente, en 1911 el protestantismo evangélico al que usted pertenece, haciendo gala de la misma técnica de “importación de modelos culturales” fue introducido desde Puerto Rico. Los misioneros llegaron a redactar un informe titulado “La Ocupación de Santo Domingo por las Iglesias Evangélicas”, según consta en la página web de la Caribbean and North America Council for Mission (CANACOM)[2]. Partiendo de esto podemos afirmar que, a su juicio, hay colonizaciones ideológicas buenas, y otras malas.

Según se desprende de sus declaraciones a Diario Libre, “esa agenda geopolítica global que trata de imponerse en la República Dominicana […] afecta el fundamento principal que es el de la familia, la vida”.

Agrega usted hay una insistencia de “empujar al país a adoptar modelos de familias que no están en sintonía con el modelo tradicional, que históricamente ha funcionado”.

Afirma además que “la promoción mundial del aborto y la homosexualidad, persiguen romper con el modelo de familia implantado, para inculcar otro, alejado de los preceptos cristianos”. También subraya que “Es más fácil para mí matar la criatura que está en el útero, antes que condenar al delincuente que abusó, que violó o que cometió un incesto. Entonces, la legislación es más benévola con el hombre en ese sentido, y ataca más a la dignidad de la mujer”.

Estimado pastor: El reconocimiento de los derechos civiles de las personas LGBT es una lucha titánica que busca equiparar a las personas de ese colectivo en su dignidad. El hecho de que la mayoría del pueblo tenga una orientación heterosexual no debe servir de pretexto para denostar a un grupo de seres humanos que luchan por sus derechos.

Es preciso señalar que, al margen de legislaciones manipuladas, una familia es un conjunto de personas que se aman. Punto. Su capacidad de procreación no es determinante, como no lo es su raza o condición socioeconómica. Además, es absurdo pensar que las familias hasta ahora instituidas se van a destruir por el mero hecho de que existan (y de hecho existen al margen de la ley) otros modelos de familias.

Quién en su sano juicio dejaría a su esposa e hijos por el mero hecho de que se aprueben las relaciones de personas de un mismo sexo. ¿Lo haría usted?, si lo hace, el problema estaba en su familia y en usted, no en las familias compuestas por LGBT que se regularizarían y empezarían a disfrutar de derechos sociales, patrimoniales y migratorios que las familias “tradicionales” gozan.

Sobre el aborto está todo claro, las observaciones del Presidente Medina al Código Penal aclaran el superior interés de salvaguardar una vida preexistente en los casos de necesidad que la ley permita.

Reverendo Fidel: No es cuestión de lo fácil o no que resulte practicar un aborto, sino de los casos en los que este procedimiento es necesario. Al parecer, usted cree que en esta lucha sólo se ha pedido la despenalización del aborto en caso de violación, cosa que es errónea. Asimismo, habla usted de manera muy simplista sobre el concepto de la dignidad de la mujer. Le recordamos, estimado Reverendo, que la dignidad de la mujer se mancilla también negándole el derecho a decidir sobre el resultado de un embarazo que la pone en riesgo de muerte, al igual que forzándola a continuar un embarazo fruto de una violencia.

Abordó también en su intervención el tema de las pastillas anticonceptivas. No le niego que existen estudios que apuntan hacia la posibilidad de correlación entre diversos cánceres y el consumo de estas pastillas. Sin embargo, también hay estudios que apuntan en dirección contraria.

Lo sensato sería afirmar que la información de la que hoy se dispone no es concluyente y que hacen falta más estudios. Mientras tanto, hay ya más de siete mil millones de seres humanos en este planeta y, quiera creerlo usted o no, es necesario que se concientice de manera urgente a toda la población a que se tomen medidas de control de natalidad. Decir lo contrario es ser irresponsable con el futuro de la humanidad.

III.        Política y religión, peligrosa combinación

Sobre este apartado debemos aclarar que estamos de acuerdo con su opinión de que los votantes deben “olvidarse de los colores de los partidos y que identifiquen los valores de las personas por las que van a votar”.

Sin embargo, si tomamos en cuenta su afirmación de que los evangélicos “representan entre el 22% y el 30% de la población dominicana”, y ponemos en este contexto su insistente campaña en contra de las reivindicaciones de los derechos civiles de los LGBT, sus posturas en contra del aborto en ciertos caso, entre otras posiciones asumidas por usted, no podemos dejar de sospechar que sus intenciones van por la vía de usar su militancia religiosa para forzar una unificación de sus creencias y dogmas con las políticas públicas en nuestro país.

Consideramos peligrosas estas pretensiones, ya que históricamente hablando los estados cuyas políticas se basan en estrictos códigos religiosos suelen violar sistemáticamente los derechos humanos de grupos disidentes. Y es que, cuando se tiene una verdad absoluta y revelada por Dios, y encima de eso un poder político amplio y sin contrapesos, resulta difícil sentarse a negociar, cosa que es vital en una democracia. Ejemplos sobran: Los que quemaron brujas en siglos pasados, el Estado Islámico en el oriente medio de hoy.

El Estado, para ser democrático, está llamado a ser laico. Se debe basar en el respeto al pensamiento de todos, particularmente, de su creencia religiosa o del hecho de no tener ninguna. El estado verdaderamente democrático debe enarbolar la igualdad de los ciudadanos independientemente de su postura frente al fenómeno religioso.

En el mismo sentido, a la hora de establecer políticas comunes a todos los ciudadanos, el elemento religioso no debe ser el preponderante: Imaginemos que nuestro país se componga en su mayoría por personas Testigos de Jehová, congregación que considera pecaminosa las transfusiones sanguíneas. Si como usted dice, los legisladores fueran electos porque se identifican espacialmente con las preferencias religiosas del electorado, nada impediría que se legisle en contra de tan importante técnica de salud, y se perderían miles de vidas de personas que no necesariamente comparten el credo de la mayoría.

Por último, cuando usted llama a no votar por aquellos “legisladores o políticos que no se identifican con nuestra preferencia”, eso claramente suena a chantaje político y electoral. República Dominicana no es una teocracia, es un país donde cabemos todos y todas. Pretender imponer sus reglas de juego mediante la política no es más que una imitación burda de las prácticas católicas, una iglesia a la que ustedes mucho critican cuando les conviene.

No podemos negar la lucha de intereses y de poderes que están en juego en la vida política de una nación. Por eso es necesario tener un sistema de contrapesos para balancear los poderes fácticos como el que las Iglesias y otras agrupaciones representan.

El estado laico es la mejor opción con que contamos para proteger y garantizar los derechos de todos, por el bien de todos. Intentar imponer los dogmas de una religión, por más mayoritaria que sea, es una amenaza directa hacia el modelo democrático, el cual con todas sus imperfecciones, es el mejor modelo que tenemos.

Lic. Eduardo I. León Duarte

Abogado

@eduardoleond

[1] http://www.philvaz.com/apologetics/a106-SPANISH.htm

[2] http://canacom.org/project/iglesia-evangelica-dominicana/?lang=es

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Regresamos!

Queridos lectores:

Este blog estaba en suspensión debido a que estoy cursando una maestría en Derecho Civil y mis obligaciones académicas me impedían escribirles con la regularidad que ameritaba. A casi un año de mi última entrada, y ya más desahogado de mis estudios, me propongo seguir escribiendo en este pequeño blog de desahogo personal, perdido en las redes.

Estamos de vuelta!

@eduardoleond

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

LOS CHEMTRAILS… EL NUEVO DISPARATE QUE AZOTA A RD.

Chem5[1]

Tengo 26 años a la fecha (agosto de 2014), y desde pequeño he visto estelas en el cielo creadas por los aviones. Nunca hubiera pensado que esas estelas producidas por los aviones a reacción fueran un tipo de fumigación que afectaría mi vida de maneras peligrosamente extrañas. Simplemente eran una curiosidad rara del cielo.

En esos tiempos (años 90) no existía el internet para desvelar los misterios misteriosos de la humanidad, los supervillanos que querían destruir el mundo se reducían a las historietas, y las luchas antisistema se hacían en la calle, no pegados a la PC.

¿De qué va esto de los Chemtrails?

Cuando un avión surca los cielos a una gran velocidad y en condiciones de humedad específicas, deja una traza formada por vapor de agua llamada estela de condensación, conocidas por su nombre en inglés: Contrails. Dependiendo de la temperatura y la humedad y la altitud en que se forma estela,  estas pueden ser visibles durante unos pocos segundos o minutos, o pueden persistir durante horas y extenderse varios kilómetros. Las formas de nubes resultantes pueden parecerse a los cirros, cirrocúmulos, o cirroestratos.[1]

Sucede que hay personas que piensan que los Contrails contienen elementos químicos y biológicos dispuestos para hacer daño. Cuando los contrails tienen estos elementos se denominan Chemtrails. Según la página chemtrails-dominicana, “los CHEMTRAILS son un ataque biológico, químico militar por parte de la ELITE MUNDIAL usando aviones no oficiales y drones”. [2]

Vamos por partes… ¿Para qué carajos nos fumigarían?

Según la gente que cree en chemtrails, lo que las “élites” desean es controlar el aumento desmedido de la población mundial.

-¡Mierda!, ¡Nos quieren matar! Esos hijos de puta.

Tú al enterarte de los planes macabros de “la élite”.

Sin embargo, otras fuentes consultadas lo que proponen es que quieren controlarnos mentalmente para, sabrán ellos que fines. Otros dicen que están probando armas químicas contra la población civil, en fin… un mar de ideas.

¿De dónde viene este tema?

Aunque todavía no se les llamaban chemtrails, ya se encuentran referencias de personas que sospechan de las estelas de condensación en el último cuarto del siglo pasado. Por ejemplo, en esta página del año 2000 de un blog sobre teorías de la conspiración, que ya no está accesible en línea pero consultable en el archivo web, hay un enlace a un archivo llamado GENOCICE.TXT que contiene una secuencia de correos electrónicos. La primera parte de ellos proviene de una lista de distribución llamada BIOWAR-L de septiembre de 1997. Este documento dice como sigue:

18 de Septiembre de 1997

[…]

Las líneas blancas que llenan nuestros cielos no son estelas de condensación. Estas líneas se expanden y permanecen en el cielo durante horas.

[…]

Ahora disponemos de las pruebas de que nuestro gobierno está usando agentes químicos sobre zonas pobladas mezclándolo con el combustible de los aviones militares. ¿Alguna vez se ha fijado en las estelas que dejan los aviones militares volando a gran altura? Mire de nuevo.

Los aviones comerciales dejan una bonita y no tóxica estela de vapor a su paso, como resultado de la condensación de las gotitas de agua al condensarse tras entrar en contacto con el aire frio. La diferencia es que esas estelas desaparecen rápidamente. La diferencia es el combustible usado, JP-8+100 que es realmente malo.

Cuando miras al cielo de Nueva York por la mañana puedes ver a aviones militares llenando el cielo de estelas de gran grosor y que no desaparecen. Cuando entran en contacto con la luz del sol adquieren una tonalidad púrpura y al tiempo desaparecen formando una neblina.

[…]

Todo esto tiene el aspecto de una maniobra para reducir la población.

¿Cómo  se confirma esto según esta gente?

Según la mencionada página, Kristen Meghan (pueden googlearla), una disidente del gobierno americano da evidencias sobre los chemtrails y confirma la verdad.

Palabras de un escéptico

Los chemtrails son un bulo o hoax, definido en la wikipedia como un intento de hacer creer a un grupo de personas que algo falso es real. El término en inglés “hoax”, con el que también es conocido, se popularizó principalmente en castellano al referirse a engaños masivos por medios electrónicos (especialmente Internet).[3]

Según un estudio, el 70% de los usuarios de internet no saben distinguir un bulo de una noticia fiable.[4] Lo que redunda en este caso en un perjuicio en esta población, pues son fácilmente manipulables y se limitan a repetir lo que leen sin analizarlo a profundidad.

Desmontaremos el disparate (sí, es un disparate) en cinco puntos:

  1. El método para reducir la población mundial de “las élites” les está saliendo mal. Al parecer, los dueños del mundo que nos quieren fumigar no son muy eficientes haciendo su trabajo. ¿Cómo lo sé? En 1990 la población mundial era de 5,260 millones de personas. Hoy, en 2014 somos más de 7,200[5]. La población mundial ha crecido más de dos mil millones desde que nos empezaron a fumigar.
  2. Los expertos en chemtrails no se ponen de acuerdo en lo que causan estas estelas. Según la corriente que consultemos, podemos leer que se tratan de productos químicos para idiotizar y controlar mentalmente a la población, mientras otros postulan que producen efectos negativos en la salud (como cáncer o chikungunya) incluso que están produciendo el cambio climático de forma intencionada. Según el autor del blog lacienciaysusdemonios, podemos encontrar versiones completas donde se enlazan todas las posibles funciones de las fumigaciones, como la intención de controlar mentalmente a la población, mientras se la debilita con enfermedades, para que acepten sin rechistar un golpe militar en marcha en EE.UU. que implantará el Nuevo Orden Mundial. No obstante, lo más común es que se mezclen sin criterio alguno una y otra intención, sin importar en absoluto que resulte totalmente delirante la planificación de una serie de acciones que pretenden controlar a la población, cambiar el clima del planeta, hacer la guerra química y consegir aumentar las alergias infantiles, todo como parte del mismo plan.
  3. Tampoco se ponen de acuerdo en quién o quienes los envían. El gobierno americano, la industria farmacéutica, la “élite”, los rusos, los masones o una combinación de todos ellos.
  4. El testimonio de Kristen Meghan no es consistente. Vi el video[6]. 37 minutos de mi vida. Esta mujer no sabe ponerse de acuerdo en las funciones que ocupaba, además… un soplón del gobierno americano, que maneja detalles de algo tan grave, se deja entrevistar en EEUU y el gobierno no hace nada para callarla… ¡No jodan!
  5. Es imposible fumigar la tierra a 10 km de altura. Así como es imposible matar una cucaracha en la cocina rociándole veneno desde la calle con un spray, asimismo es imposible que una fumigación a tan alta altura tenga efecto alguno sobre nosotros. Según Santiago García Cid, Director de Operaciones de la empresa fumigadora Trabajos Aéreos Extremeños (TAEX) (España) “Si lanzas un producto desde 33.000 pies, simplemente, no llega, se pierde antes de impactar con el suelo. Nosotros lanzamos insecticida a los campos desde 4 o 5 metros de altura porque a partir de los diez ya se pierde. Utilizamos una cantidad de un cuarto de litro por hectárea, con una disolución de 0,025 gramos de materia activa por litro de aceite mineral, así que imagínate la cantidad que necesitarías para fumigar desde 10.000 metros. Imposible”.[7]

¡Oh, mi erredé!

El tema de los chemtrails ha tomado un auge importante luego del brote de chikungunya, esto es peligrosísimo porque desatendemos el vector real EL MOSQUITO, para concentrarnos en lo que supuestamente nos fumigan.

En la República Dominicana, país con un índice de analfabetismo funcional cercano al 70% en la población universitaria; no es raro que las personas se vean influenciadas por los bulos, puesto que carecen de las herramientas de pensamiento necesarias para separar la paja del trigo.

La sociedad dominicana es un caldo de cultivo para la difusión de información falsa. Somos un país de personas carentes de la cultura de leer, mucho menos de investigar a fondo y de manera estructurada las informaciones que recibimos por los medios. Además, vivimos tan maltratados por nuestras autoridades que somos proclives a simplificar nuestros problemas señalando a uno o un grupo de responsables directos y, por último, desconfiamos de lo que nos dice la gente con bata blanca o que huela a químico y artificial (un fenómeno llamado cienciofobia).

Una recomendación

Para terminar, les recojo una serie de pasos a seguir para verificar las informaciones obtenidas en internet [8]:

  1. Deténgase. Si la noticia que acaba de leer es impactante y siente que debe compartirla inmediatamente. No lo haga. No retransmita la primera noticia que reciba. Sea fuerte y deténgase. No retransmita la información inmediatamente. Tenga paciencia.
  2. Las noticias sensacionalistas se difunden con mayor rapidez que las demás, por eso las notas ficticias circulan más que las demás. Existen rumores que resultan tan inverosímiles que terminan por no encontrar eco en las redes. Se requiere poco sentido común para detectar esos rumores. En este punto cabe preguntarse: “¿vale la pena retransmitir la noticia?” Si su respuesta es afirmativa llegamos al 3er paso:
  3. Verifique y consulte otras fuentes. La verdad no está toda en un sólo mensaje, en un sólo sitio web, o en la Internet misma. Consulte otras redes sociales, noticias en línea, o incluso es recomendable usar el teléfono para llamarle a algún conocido que esté cerca del área de conflicto.
  4. Preste atención a los desmentidos. Si varias personas repiten como robots que “hay un evento x en tal lugar” y alguien dice “yo estoy en tal lugar y no hay nada” habrá que considerar la posibilidad de que el evento x sea ficticio. Si vas a buscar una información de este tipo en Google, googlea la palabra junto con “esceptico” P.Ej: “CHEMTRAILS ESCEPTICO”.
  5. Pierdale la fobia a la ciencia. Empiece a leer temas científicos y cultive su escepticismo.
  6. Divulgue lo que verificó. Habiendo validado la información, y considerando que vale la pena comentarlo, entonces -ahora sí- reenvíela a sus contactos y/o seguidores.

Hasta la próxima.

[1] Contrails, Cirrus Trends, and Climate –Patrick Minnis, Atmospheric Sciences, NASA Langley Research Center; J Kirk Ayers, Rabinda Palikonda and Dung Phan, Analytical Services and Materials http://www.areco.org/minnis.pdf

[2] http://m.chemtrails-republicadominicana.page.tl/

 

[3] http://es.wikipedia.org/wiki/Bulo

[4] http://www.internautas.org/html/5699.html

[5] http://es.wikipedia.org/wiki/Poblaci%C3%B3n_mundial

[6] https://www.youtube.com/watch?v=Rjnf-r5y5p4

[7] http://www.yorokobu.es/mitos-chemtrails/

[8] http://infoaleph.wordpress.com/2011/07/01/3-acciones-para-no-dejarse-enganar-ni-propagar-rumores-en-las-redes-sociales/

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Vienealgo.com: El curioso caso del “Príncipe” Karim y un pueblo domesticable.

 “Con una hábil manipulación de la prensa, pueden hacer que la víctima parezca un criminal y el criminal, la víctima”.

-Malcom X

MEDIDASHIS-PL1[1]

 

Karim Abu Naba’a, alias “príncipe” Karim, se ha destapado con, lo que él define, el “proyecto educativo cultural VIENEALGO.COM”. Proyecto que, entre otras cosas viene a respondernos la siguiente pregunta: ¿por qué somos pobres en RD?

Todo dominicano preocupado por el bienestar nacional, en los ciento setenta años de historia patria, se ha hecho la misma pregunta. Sin embargo, no ha valido libro alguno de economía, ni plan estratégico nacional, ni política de Estado capaz de responderla, o por lo menos satisfacerla.

Al parecer, ante la notable carencia de materia gris en estos lares, se hace necesario que un príncipe del medio oriente venga a ilustrarnos, iluminarnos, guiarnos, dirigirnos… ¿y gobernarnos?

Y aquí aparece el señor Karim, el príncipe.

 

¿Quién es Karim?

Karim Abu Naba’a, nacido en 1984 en Florida, Estados Unidos. Hijo del empresario petrolero Jordano, Mustafa Abu Naba’a, un eminente señor recientemente acusado junto al exministro de Obras Públicas, Ing. Víctor Díaz Rúa, de la comisión de supuestos actos de estafa y corrupción en perjuicio del Estado en la compra de material asfáltico, y que actualmente desempeña funciones en FUNGLODE.[1]

¡Vale!, que lo que haga o no haga un padre no inculpa a su hijo, y de todos modos no se ha decidido sobre el señor Mustafá. Sin embargo, el príncipe tiene su historial, uno que no consta en sus cuentas de Facebook, Twitter o en su página personal.

A modo de recuento, el caballero, que a la sazón era el novio de la srta. Nicole Fernández (hija de Leonel), ha estado involucrado en intentos de homicidio, tráfico de armas, estafa y falsificación, como bien lo reportara en su momento la investigadora periodística Alicia Ortega, y lo reseñaran en Acento.com.

Encima, el príncipe violó tres impedimentos de salida del país, una declaración de rebeldía contra la Justicia y varias órdenes de citaciones judiciales, multas y arrestos… (¡Que lo haga cualquiera de nosotros!)

Aparte de esas minucias delincuenciales, Karim tiene relaciones muy cercanas con el poder, sin importar el color del partido político, incluso fuera del país. Es obvio que el príncipe está pegao’.

ImagenEl príncipe posando con Hipólito Mejía, Leonel Fernández, Bill Clinton y José Hazim (tomadas de su muro público de Facebook)

Actualmente el príncipe está libre (pagó su fianza, la cárcel es para pobres), con la seguridad que le brindan las armas, el poder político y el dinero, dedicado a su “proyecto”.

Si quieren ver los reportajes de Alicia Ortega sobre el prontuario delictivo del príncipe, los enlaces están aquí y aquí. Además, su reacción en las redes al enterarse de estos reportajes se encuentra aquí.

 

Un proyecto soso y… ¿plagiado?

Lo primero en notar en las redes sociales son sus fotografías y mensajes. Como vimos más arriba, el príncipe gusta de codearse con la crème de la crème en la política, el arte, el espectáculo… en fin, cualquier persona o institución capaz de potenciar su fama y prestigio. Esto con el fin de lanzar su proyecto “cultural y educativo”.

Sin embargo, este proyecto es muy soso. Si nos fijamos no se encuentra en su página una propuesta de cambio real sustentada con datos, estudios técnicos, manejo de la teoría; no encontramos planes detallados de acción, con una visión clara de las problemáticas que su “proyecto” pretende resolver, a menos que su concepto de cultura y educación abarque juegos de golf, viajes turísticos alrededor del mundo y del país, sorteos para ir a conciertos y a parques de diversión, imágenes con mensajes motivadores y fotos de cenas en lujosos hoteles con gente poderosa y mujeres bellas.

¡Vamos!, que lo menos que necesita la juventud pobre dominicana para salir de sus problemas es que se le donen cuadernos, equipos deportivos y le ofrezcan viajes a Disney. ¿No hacen eso ya los políticos tradicionales?

Ahora, parece ser que aparte de soso, el proyecto no es muy original.

Recuerdo que en el año 2011, a través de Youtube, se hizo viral un video colombiano del programa La Línea, del canal Televida de Medellín, que recibió en ese año el Premio Internacional de Periodismo Rey de España. Su tema: La pobreza. Pueden verlo aquí.

Este video ya lo había visto hace un tiempo, y es sospechosamente similar a los vídeos presentados por el fanclub del príncipe (aquí). Nadie lo ha notado, al parecer, la mayoría de dominicanos usan Youtube para ver videos de dembow, los líos del Pachá con Toño, chistes de gente cayéndose o a Lorenza la vieja plebe. Esas predilecciones de mi amado pueblo es lo que lo convierte en…

 

Un pueblo domesticable

Somos un pueblo domesticable, acostumbrados a callar las injusticias mientras no nos tocan directamente a nosotros. Además, nuestra falta de interés por la superación en base al trabajo es fácilmente explotable por la clase política de esta media isla, de ahí es que vienen tanto la típica fundita, como la caja navideña, los bonos, las botellas, y se escala rápidamente al crimen y al narcotráfico.

Nuestro pueblo carece, como conjunto, de la cultura del estudio y el trabajo dedicado. No tenemos vocación político-social, no nos manifestamos. Juan Bosch, en su libro Composición Social Dominicana, explica (con otras palabras) que el pueblo dominicano llano aspira, no a cambiar las injusticias mediante una revolución social, sino a salir del apuro personal para convertirse en parte de la clase dominante.

La página de Karim Abu Naba’a tiene más de 200,000 seguidores. Entre ellos personas a las que me une un afecto personal y amistad sincera. Muchos de ellos lo defienden porque “ha hecho cosas diferentes”, “quiere ayudar”. No sabiendo que lo que hace este autodenominado príncipe es lavarse el rostro e intentar cambiar una opinión pública que le es adversa, apelando a la ignorancia y al olvido de una generación de dominicanos que (desgraciadamente) no atina a ver por delante de sus narices.

 

¿Por qué somos pobres en RD?

La respuesta no es sencilla, somos pobres por una mezcla de factores igualmente válidos e igualmente duros de aceptar.

Sin embargo, y corriendo el riesgo de ser simplista como el susodicho príncipe, creo que somos pobres porque tradicionalmente nos desatendemos de nuestras responsabilidades como pueblo, porque aspiramos a riquezas inmensas sin dar un golpe. Somos pobres porque, aunque el sistema educativo nos ha fallado, no luchamos por suplir nuestras evidentes deficiencias.

Somos pobres porque no nos empoderamos, porque no somos capaces de notar que un salvador que “denuncie” los males de la clase política y se la pase posando con los principales actores de las desgracias del sistema no merece ningún crédito de nuestra parte.

Somos pobres porque esperamos mesías que nos resuelvan todos los problemas. Mesías como Heureaux, Horacio Vásquez, Trujillo, Balaguer, Bosch, Guzmán, Jorge Blanco, Jacobo, Leonel, Hipólito, Danilo y Karim Abu Naba’a.

En última instancia, somos pobres por gente como Karim Abu Naba’a. Gente que se cree intocable a las leyes, gente que se aprovecha de la falta de conciencia del pueblo llano, que se aprovecha de su hambre para ganar popularidad. Gente que cree que el país le pertenece porque tiene dinero.

Por:

@eduardoleond

 

Nota 1: Este texto es una reflexión personal, escrita sin ánimo doloso y amparada en la libertad de expresión y difusión del pensamiento consagrada en la Constitución Dominicana. Todas las afirmaciones vertidas en el presente texto se fundamentan en artículos periodísticos de dominio público. Las imágenes utilizadas son propiedad de sus respectivos autores y están publicadas de manera pública en la internet.

Nota 2: La cita que encabeza este artículo fue tomada del portal en Facebook del príncipe Karim, con toda la ironía que pueda haber.

Nota 3: No soy una persona que anda tarde en la noche, ni tengo enemigos, ni vivo en lugares peligrosos. Cualquier cosa que me pueda pasar desde la publicación de este artículo puede responder a alguna represalia de este todopoderoso príncipe (por si las dudas).

_________________________________________________

[1] Actualmente Mustafa Abu Naba’a es director de Programas con el Medio Oriente de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), presidida por el Ex-Presidente Leonel Fernández.

 

163 comentarios

Archivado bajo Uncategorized