Mujica está de moda


No tengo absolutamente nada contra Pepe Mujica. Es un señor bonachón que ha sabido cautivar con su discurso a la gente. 

Me atrevo a decir que estoy muy de acuerdo con todo lo que plantea. ¿Cómo no? Si el hombre respeta la laicidad, combatió el narco legalizando a maría, apoya los LGBT… y hasta ateo es.

Pues independientemente de lo que se le pueda criticar a la hora de administrar los destinos de su país, en líneas generales Mujica es (o aparenta ser) el ser humano al que todos deberíamos aspirar convertirnos en el ocaso de nuestra vida.

No puedo negar, sin embargo, que no me gustan los mesías. No me gustan los gurús ni los iluminados. 

No me gustan los iluminados ni los mesías porque terminan siendo objeto de culto y, aunque no sea la intención de ellos, la miel de la aceptación popular suele desnaturalizar al ser humano.

Yolanda Martínez dijo el otro día, y con razón, que si bien Trujillo era malo, al loco frenético lo crearon los lambones.

Y sí. Hoy vi lambones… muchos lambones.

Vi a gente de todo tipo alabando al hombre. Gente aupando a un señor que tiene un discurso que se puede ubicar en las antípodas del actuar de todos esos que fueron a verle. 

Vi a gente protestando por ver a aquel hombre de cerca. Vi a otros orgullosos posando con él en la cámara. 

Vi a políticos que han hecho (y harán siempre) todo lo contrario de lo que propone el abuelito uruguayo cuyas ideas tan bien me caen, pero van a tirarse la foto con el líder porque eso siempre es un plus en esta finca.

Todo lo que Mujica ha dicho o podrá decir está en las innumerables entrevistas y clips de video en la red. No hay que hacer una huelga o protestar para entrar a un lugar atestado para tocar el manto del santo. Si lo que quieren es poner sus ideas en práctica, empiecen ahora, sin espectáculos. 

Porque el 90% de los asistentes a sus actividades fueron a “frontear”. Igualito a aquellos que se matan y empujan (vistos con estos ojos) para tirarse una foto con el líder de turno del partido (eso llena el currículo, al parecer).

Mujica está de moda, señores. No sus ideas, sino su figura. Una muestra más de la hipocresía y el caciquismo endémico de la gente en este paisito.

P.S.: Como conozco la mezquindad criolla, les aviso que no quise asistir, ni a la UASD ni a la UNPHU, no porque que no me invitaran… sino por lo antes expresado.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s