Inundado con vista al mar

Es ridículo que toda la avenida del litoral de Santo Domingo (Ave. Caamaño, George Washington y 30 de mayo) se convierta en una pequeña Venecia al caer dos gotas de lluvia.

Justo ayer, 29 de abril, una lluvia copiosa inundó de tal manera la autopista 30 de mayo, especialmente la sección cercana a la Luperón, que me vi prácticamente varado en un mar de aguas turbias que cubrían mi vehículo hasta el manubrio.

La cantidad de vehículos varados imposibilitó cualquier maniobra para salir y retrasó en casi una hora mi llegada a casa, ubicada a menos de un kilómetro del lugar.

La ineptitud de los administradores del Distrito Nacional en el tema del manejo de las aguas pluviales es de antología. Y lo peor es que el problema es ridículo porque el mar está ahí ¿No pueden, si quiera, picar una zanja en la 30 de mayo?

A lo mejor, el problema no requiere una simple zanja, ya que, acostumbrados como nos tienen, quizás haga falta una licitación o concurso para que una empresa internacional con sede en Brasil proponga la construcción de la majestuosa obra llamada Megazanjas de Santo Domingo Sur, o Sistema de Eliminación de Aguas Pluviales del Litoral Sur del Distrito Nacional (cosa que ameritará una Dirección General con un incumbente de rango de Ministro de ser así).

A veces la solución a las cosas es tan sencilla, pero se complica en medio de una burocracia rapaz y el damelomiísmo que caracteriza la ejecución de cualquier obra pública en mi Quisqueya la bella.

Pero na…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s